Tiene como objetivo agrandar la superficie donde se encuentra el Punto G (área de Gräfemberg), permitiendo una mayor fricción.

Es una práctica que lleva apenas unos minutos y se puede realizar en consultorio o también asociado a una Vaginoplastia Laser.

El efecto es transitorio y puede durar en término medio 4 a 6 meses, pudiendo volver a realizarse.